lunes, 1 de octubre de 2012

NO NOS SUBESTIMEN, SEGUIREMOS



Hoy primer día de Octubre, después de un fin de semana intenso, quiero decir  que no pude manifestarme, distancia y salud me obligaron a quedarme en casa. Ante todo me dan ganas de vomitar,  cuando un señor que defiende los intereses de los tecnócratas brinda por los que no se manifestaron. Que sepa que ser presidente del gobierno no le da licencia para representar a millones de ciudadanos que NO  le votaron, le recuerdo que los votos dependen de un algoritmo que hace de los grandes partidos las minorías mejor representadas, además del compromiso que se adquiere con la ciudadanía, que en su caso es inexistente y un programa electoral que no ha cumplido.

Sr. Rajoy le digo, grito y repito que usted no es nadie para brindar, porque lamentablemente tuve que quedarme en casa, como otros miles de ciudadanos, pero estuve ahí, compartiendo y difundiendo el dolor por el asesinato sistemático de nuestra sociedad.

Siento ganas de vomitar por el señor Mas, que pactando bajo palio desvía la atención de las hordas tecnócratas con unas elecciones. Señor Mas, le recuerdo que antes que Rajoy, usted ya estaba privatizando la sanidad catalana. Usted,  junto con Rajoy,  ha levantado la espada de la devastación social de toda una sociedad.

La independencia me importa una mierda cuando está abanderada por unos fascistas como CiU, lloraré porque muchos caerán en la trampa, muy bien urdida. Porque el gobierno de Rajoy está herido de muerte y con poco circo que ofrecer, Mas le pone encima de la mesa la cabeza de miles de catalanes, como yo, para que los argumentos casposos, fascistas e irracionales peguen fuerte en la cabeza de mucho botarate que todavía cree en estas supercherías.

A pesar de todo me siento orgullosa de ser ciudadana, de difundir a través de la red todos los casos de corrupción, de poner palabras y de compartir mi indignación.

Más que nunca es importante estar atentos a toda cortina de humo, ahora no es cuestión de perder el tiempo en referéndums, cuando se han aprobado unos presupuestos que diezman los bolsillos de los ciudadanos, donde se aprobó una amnistía fiscal para los más ricos, donde existe un rey designado a dedo por un dictador, dicho  señor levantó las armas contra la democracia española, donde la sanidad deja de curar por falta de medios, donde dignifican  la ignorancia, esta es su España no la mía.

Ahora los medios buscan programar la información y señor Mas, usted ha servido a los catalanes en bandeja, usted el más fascista de todos ellos, que toma aperitivos con Fainé y compañía, que defiende a Botin y demás empresarios, usted que esconde la escoria del Palau de la Música, me habla de honestidad, de darle a la sociedad catalana lo que toca, lo que tiene que hacer es irse, dimitir, porque en los almuerzos de alcoba con Rajoy no se sirve mi cabeza,  por muy catalana que sea.

Señor Rajoy también va para usted ¿Dónde está el dinero de Bankia? ¿Dónde está el dinero de la CAM? Usted y sus sicarios salidos de las filas de Golman Sachs deberían estar en el banquillo de los acusados por malversación de fondos públicos, asesinato social  de esta sociedad de la cual formo parte.

 Me siento orgullosa de mi palabra, de mi indignación, porque es universal, no les pertenezco, me pertenezco a mi misma y a todos los ciudadanos que se manifestaron el 15M, 25S, 26S y van a seguir haciéndolo, pertenezco a todos aquellos ciudadanos que desde los hospitales apoyaban a todos los que estaban rodeando el congreso, pertenezco a todos y cada uno de los yayoflautas, jóvenes, personas, ciudadanos de a pie, ciudadanos y votantes, a los que ustedes y su horda de vándalos tecnócratas están asesinando, porque un estado del bienestar sólo puede pertenecer a unos cuantos con limusinas y guardaespaldas, todos ellos apoderados de mercados. 

Sr. Rajoy, Sr. Mas, ya pueden legislar, se acabaría antes si nos pusieran a todos los manifestantes y todos los que nos expresamos desde la legítima libertad de expresión en la cárcel, pero aquellos medios que difunden y divulgan el terrorismo de estado promovido desde su gobierno y la iglesia, son cómplices de herir  de muerte a una sociedad que merece mucho más de lo que ustedes están haciendo. 

No pueden encarcelar a la sociedad española, será la sociedad española la que les rendirá cuentas y espero y deseo verlos sentados en el tribunal de la Haya,  por crímenes contra la humanidad, una humanidad llamada España.

Ahora no se saquen las nacionalidades, independencias y mierdas varias, porque la mierda sigue teniendo el mismo nombre y apellidos y es la que nos gobierna y nos deja parias a merced de unos tecnócratas que están por encima del bien y del mal, son los nuevos dioses que están decidiendo quién vive y quién muere, si he de morir no será en sus manos, desde luego.

Si muero  lo haré como ciudadana libre.

Para todos los ciudadanos que vivimos en este país,  las cortinas de humo, son cortinas de humo, ustedes siguen teniendo los mismos nombres y apellidos y siguen haciendo apología con un terrorismo de estado que ya se está cobrando muchas vidas. Usted que se presentó como el más preciado humanista de la hispanidad ante la ONU, ¿Conoce la advertencia de la OMS? ¿Sabe que en los mercados están especulando con el precio de los cereales? Sí, esos, sus amigos, sus jefes, esos que sentados fumándose un puro exigen nuevas legislaciones para robar y asesinar de forma lícita, esos que miran la pantallita del ordenador, dispuestos a que millones de habitantes de este planeta mueran de hambre ¿sigo?

No nos subestimen, somos mucho más, Sr. Rajoy usted es un obediente servidor, usted no tiene derecho a formar parte de esta sociedad, por alta traición, porque no tiene capacidad de gestionar los verdaderos problemas de estado.

Los ciudadanos españoles demostramos nuestra capacidad de lucha y solidaridad, los ciudadanos españoles ante todo no se traicionan a sí mismos, rodean con dignidad el congreso.

Los ciudadanos españoles dignifican nuestra sociedad, por ello no nos subestimen, seguiremos.

Mª Carmen Martínez

4 comentarios:

  1. Excelente reflexión. El poder político subestima a la ciudadanía y ésta comienza a tomar conciencia de las profundas injusticias de un sistema basado en la codicia y la exclusión. La soberanía popular nunca ha existido en este país. Sólo un triste simulacro urdido por una transición sin otro objetivo que garantizar la continuidad de la corona y los privilegios de las élites políticas y financieras. Un abrazo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Olé. olé y olé!
    Hago mías todas tus palabras... todas, incluidas las dedicadas al poco Honorable... y como catalana lo digo.
    Te saludo cordialmente y comparto.

    ResponderEliminar
  3. mi felicitación por tan bien expresada carta dirigida a los falsantes que nos gobiernan dentro y fuera del país...

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, te lo publicaré en Manos de tiza, se merece que desde Catalunya se oigan otras voces que la unos manipuladores que solo quieren el poder pra salvar el pellejo, continuar con sus prebendas, enchufes y demás componendas. Gracias por tu palabra.

    ResponderEliminar