sábado, 21 de abril de 2012

No importa, hay circo.


Hoy es un día especial, mientras sufrimos recortes, no importa, hay circo, es decir, fútbol. Me sigue pareciendo estúpido pagar más de un millón de euros al año a cada uno de estos 22 señores que chutan un balón,  y perder nuestra dignidad como ciudadanos malgastando el tiempo viendo semejante absurdo,  por los tiempos que corren. Que yo sepa a ninguno de esos 22 señores les importa un bledo lo que les suceda a sus conciudadanos, no he visto a ninguno de ellos en ninguna manifestación, vaya.
Esos señores ¿cómo pueden llamarse ciudadanos teniendo su dinero en paraísos fiscales y pagando calderilla a las arcas del estado? En su mayoría la inteligencia les da para poco, piensan y se creen  que son ciudadanos de una casta especial. Que me lo expliquen, por favor.
No oigo ruido de coches en  la calle, oigo voces en las casas y me entristece que  se mire el circo cuando no hay pan. Que se mire la televisión cuando estos medios están pagados por los mismos empresarios que han robado a nuestro país, una televisión que sigue  obviando informar en las noticias de las manifestaciones y acciones de miles de ciudadanos en la calle.
Les recuerdo a esos que juegan a chutar el balón que ellos son el circo, ni tan siquiera son tramoyistas, ni magos, ni tan siquiera son leones, ni osos, son mucho más indignos.  Vosotros que chutáis al balón por tantos millones de euros sois de peor calaña, sois títeres de un grupo de empresarios que han doblegado a un estado democrático a sacrificar  derechos básicos como enseñanza y sanidad,  sois títeres de los que han robado y rescatado a costa de los contribuyentes, vosotros habéis dejado de ser humanos, sois aquellos que chutáis al balón.
Hoy la democracia está en peligro y diría más, hoy la democracia está de luto porque se está viendo muerta, pero no importa hay 22 individuos chutando al balón.